"Unión y Honestidad", la opinión de Ezequiel Barragán

La semana pasada hemos vivido una gran fiesta de la Democracia en Argentina, tal vez algunos digan que “ahora empieza la peor etapa para el país”, pero también puede que comience un gran cambio para nuestra querida república.                Macri ha prometido cosas que ya las viene prometiendo desde su campaña, además, ha reivindicado que quiere la unión de las fuerza políticas y, no solo eso, sino también de todos los argentinos, esto es lo que más sobresalió de su discurso, unión fue la palabra más usada por él. El Presidente hablo poco de educación y de economía, y lo justo para dejar al pueblo “tranquilo”, digo esto porque hay algo que es lo que más me gusto de las palabras en el Congreso: “Si hacemos algo mal, les pido por favor que nos avisen, no somos infalibles”, esta frase lo hace pensar a uno que este gobierno será un “gobierno abierto”, abierto a todos, para que todos juntos podamos llegar a esa Argentina que queremos.                Luego, de salir del Congreso, a pocos metros de comenzada la caravana, Macri quiso salir del auto y llegar a Rosada caminando, esto demuestra lo conectado que quiere estar con la gente, pero lamentablemente este tuvo que volver por razones de seguridad. Al momento de salir al balcón se permitió bailar, y la Vicepresidente cantó, esto demuestra que todavía sigue siendo esa persona que conocíamos en las campañas.                Algo que no me gustó, tanto en la televisión como en las redes sociales, es que se diga que “vamos a empezar a tener un país de mierda”, pero lo que yo digo es que no podemos alentar al país en un partido de fútbol y no alentar a un presidente, no se puede hacer que vuelva Cristina, cuando el más del 48% del país voto “un cambio”. Además, esta última frase dice muchas cosas, ya que muchos han usado esta frase para poder llegar al poder, pero esta vez, esta cambió era necesario.                Ahora Macri esta comenzado por el campo y las industrias, se han dado a conocer cosas que no sabíamos en “la época kirchnerista” del país, como la emergencia eléctrica, y algunos se están dando cuenta del cambio. Si entre todos ponemos un poquito de cada uno, este país puede salir adelante, la época de pensar igual ya paso y ahora llega la época de debate.                Tal vez, esta opinión cuente puede ser tomada de buena o mala manera, pero estamos formando, poco a poco, un país en el que se pueden opinar y debatir libremente, ¿no le parece? 


Ezequiel Barragán

Publicar un comentario

0 Comentarios