Cómo transformar un tronco en una cocina de exterior

Si estás pensando en irte de camping con tu familia o amigos, o simplemente quieres hacer de un jardín un espacio original y práctico, puedes transformar un tronco en una cocina de manera muy simple.

Existen muchas variaciones en la fabricación de esta cocina, pero todas ellas implican cortar verticalmente piezas de madera dispuestas en forma de círculo.  Los restos que quedan entre ellas facilitarán el encendido del fuego en su interior.



Con esta técnica, la madera se quema desde adentro hacia afuera y el fuego se desplaza hacia arriba a través de la chimenea que forman los espacios entre las maderas.

La gran ventaja de este método consiste en que si la parte superior e inferior quedan cortadas de manera uniforme, podrás apoyar tus ollas para cocinar cómodamente. Además utilizas un solo tronco, al contrario que si realizas un fogón.



1. Con una motosierra o hacha, haz cortes verticales en el tronco formando cuartos. Procura que los laterales queden abiertos para posibilitar la alimentación del fuego por el aire.  Recuerda, además, cuando realices los cortes, no atravesar el tronco completamente. Procura que ambas superficies (inferior y superior) se encuentren planas para que tu cocina tenga estabilidad.



2. Utiliza la madera sobrante y algún papel viejo y seco que tengas para encender el fuego en el centro de los cortes que realizaste. ¡Y listo! Tendrás terminada tu cocina, perfecta para utilizar cuando vayas de camping o en tu jardín.

FUENTE: La BioGuia

Publicar un comentario

0 Comentarios